jueves, mayo 29, 2014

Diez días


Steven Johnson y su narración de la aparición en Brit de los cafés (lugares) como semilleros de ideas me resonó mucho en esta etapa en la que he retomado “el pasillo”. Esto es, las charlas que van sucediendo de manera natural cuando te encuentras con alguien en el pasillo, en el jardín o incluso en los “laterales” de una junta o en su sobremesa. Lo que yo mencionaba en mi entrada anterior como lo que “sí produce”. Y como acababa de tener una de esas charlas que empezó con tomarnos un tequilita a la hora de la comida y se extendió toda la tarde frente a uno de los bellísimos jardines del Iteso, pues me picó la curiosidad indagar cómo son y qué producen esos espacios “informales” (“cafés”) de mi vida diaria, cuáles son sus ingredientes. Se me antojó mucho empezar a llevar una bitácora de ello, de con quién charlé, qué charlé, qué hubo de interesante y sobretodo, cómo es el espacio, cómo se da eso. Esto es rascarle no al “eureka” si no a los que Johnson llama el “slow hunch”. Cuando vi la tarea de tral4 me pareció que era compatible con esa idea. Así que en lugar de hacer el tral4 rescatando las relaciones de comunicación “que ocurren con más frecuencia” desde mi cabeza, decidí llevar una bitácora por unos días y registrar las relaciones de comunicación que de facto ocurrieron en esos días.
Y así lo intenté… digo “intenté” porque no tengo hecha la costumbre de registrar esas cosas del cotidiano y muchas veces se me olvidó y más tarde lo recuperé pero ya con elementos borrosos y así… No se trata de una investigación formal, así que estas inconsistencias en “el levantamiento de datos” (jajajá) no son relevantes. Al menos no para la tarea del tral4… pero el ejercicio me está gustando, así que es probable que después de este pequeño experimento arme alguna estrategia para hacerlo mejor.

17 a 28 mayo. Reflejo de una bitácora “poco estricta”: 
Las líneas verdes son las conversaciones… algunas fueron una sola, otras más de una (y como escogí un marcador gordo pues con la gente “del diario” no alcancé a poner todas).
Las cajitas negras son los recursos… el verde significaría que “dialogué” con ellos….
Subrayado rosa, el encuentro fue síncrono, f2f
Subrayado anaranjado, el encuentro fue asíncrono (y con los recursos significa, “en bytes”).


De las notas de mi bitácora (la neta, creo que “bitácora” es demasiado nombre, las notas fueron en papelitos, en un archivo, sobre mi celular, etc.. variables pues) rescato lo siguiente sobre cómo se produjeron las conversaciones con algo interesante:
Los más frecuentes (de más a menos) son:
  • Las juntas, a veces desde lo formal, otras (muy ricas) desde los temas “laterales” (los que de repente nos hacen decir “ya, volvamos a la tarea concreta”). Esos temas “laterales”, ese darnos la chanza de la informalidad dentro del espacio, pueden producir muchas cosas.
  • Las sobremesas de juntas o algún espacio formal. 
  • Reunión de amigas, parranda, de gente que coincidimos en la labor educativa y por tanto conversamos cosas desde ahí. Dato rico: somos diferentes áreas y no siempre todas en Iteso (aunque mayoría). 
  • Sentadas espontáneas (no junta planeada pues) con compañeros de trabajo. 
  • El pasillo literal, o el jardín. A veces ahí mismo, otras que sigue con café en alguna mesa bajo un árbol. 
  • Explorando los blogs de los traleros.
Y otras sueltas: Un raid (charla “de coche”), algo que puse en el Facebook, a petición-me invitan a comentar algo (blog) y las que son “consumo” de información (los recursos) que de los referidos en la gráfica uno me lo encontré buscando, otro llegó por correo-e y el otro –impreso- lo reencontré a la hora que moví unos papeles (casualidad, las cosas te encuentran cuando tienen sentido).

Me sorprende que creí que el “pasillo” sería el que más frecuencia tendría, y no… al menos en estos 10 días, es la parte informal de los espacios formales la más rica.

Otra cosa que se pueden ver en mi gráfica es quienes son mis colegas del diario, como lo que marco son conversaciones tenidas en donde “algo” interesante pasó, esto se nota en donde hay más líneas. ¡Menos mal! Esto es, que bien que con los colegas del diario “pasen cosas interesantes”. No están ahí todos mis colegas del diario, pero así fue en esos días de la bitácora.. esto es, es interesante la bitácora porque no aparece gente que al hacerla de memoria sí hubiera puesto. Y viceversa, aparece gente que de memoria no hubiera puesto… es probable que sea un caso aislado, que en una bitácora que recoja digamos otros 10 días, no aparezcan y quizá en mucho tiempo no aparezcan…. Pero lo volverán a hacer algún día. Esto es reflejo de que hay muchas cosas que se tejen en el diario, ya sean pequeñas puntadas o grandes telares, somos muchos los que estamos interconectados, aunque los flujos sean esporádicos. En una de esas hasta creo que esos flujos esporádicos son más valiosos y ricos, simplemente porque con esos flujos agregamos la diversidad, agregamos más visiones que las que se dan en los flujos del diario (por muy ricos que sean éstos).


Tejiendo Redes de Aprendizaje en Línea

3 comentarios:

Pilar Zermeño dijo...

Me parece muy interesante el ejercicio que has hecho, realmente ver y hacer conciencia de con quien tienes o armas relaciones en la informalidad del día a día te da muchas posibilidades para identificar otras áreas para tu aprendizaje.
Creo que voy a experimentar algo similar, gracias.

ghuertablog dijo...

Hola Gaby,
Oye, que padre está la forma en que hiciste éste ejercicio. Realmente esto de ponerse a ver nuestras "redes profesionales" está bueno. Me pareció muy interesante el vidéo de éste nivel. Ciertamente ocurren cosas sorprendentes en esos espacios desestructurados e informales. Lo interesante es cómo rescatarlos y llevarlos a la práctica. Creo que hay un reto interesante en cómo hacer que estas redes se puedan ampliar utilizando la tecnología (algo así como ésto )
Gustavo

gabriela dijo...

Gustavo, sí, eso último que dices se pega con mi reflexión de mi entrada anterior sobre el "pasillo virtual".
Y lo de "desestructurado e informal" con el reto mayor que tenemos ahorita en proyecto.