martes, mayo 13, 2014

De un ple a otro… no es un asunto del ple



Bueno, cuando empecé a explorar este asunto de reconocerme en la red, de reconocer cómo la habitaba y cómo aprendía en todo ello… no no… más bien empecé al revés al inicio del milenio, con mucha curiosidad sobre la red, queriendo saber qué pasa ahí (inquietudes de doctoranda recién iniciada) y metiéndome aquí y allá fui encontrando espacios que me gustaban, en los que podía participar y zapotepetl nació como la identidad con la que habitaba la red.  Luego fue que vino el reflejo, el reconocerme en la red y todo eso que dije al inicio del párrafo. Y con ello querer comprender las propuestas de los conectivistas y el concepto del PLE. Y pues armé un primer PLE, y luego otro, o más bien otra(s) versiones de ese, que como comenté, ya había publicado hace tiempo. Ahora, unos añitos después que retomo esto del tral, pues ya no me reconozco en ese PLE, ni desde el modo de “mirarlo” y mucho menos, desde lo que muestra. Ya no estoy en la red del mismo modo.

Hice este primer esquema que debería tener más carnita (los nombres de las personas, los pares, las que sigo, los nombres de las comunidades, grupos o redes, separando los que sigo de los que participo, una lista más larga de temas, unos recursos más ordenaditos, etc.):


Como lo fui armando todo al mismo tiempo (las secciones y luego le fui poniendo carnita, etc.), me atoré terriblemente por dos razones primero: no pude expresar con gran claridad “mis temas” y me encontré en desolación total al querer anotar  grupos/redes/comunidades ¡que era en donde más activa estaba antes! SNIFFF. Fui a lo fácil, los recursos (vi qué tengo abierto “siempre” en mi ffox y qué apps tengo al frente en mi celular, para lo más frecuente), los canales de comunicación también (podría marcar cuáles uso más y cuáles menos)… Y luego al ir a las personas, otra vez, desolación total cuando quiero nombrar a las personas que sigo. Antes era muy fácil, tenía a las personas y sitios (que no están en el esquema pero debería haber anotado) todo concentradito en google-reader… que murió cuando estaba yo en el punto más álgido de la entrega de la versión final número enemil de mi tesis doctoral… así que todos los canales que seguía murieron con google-reader. Bien, es como cambiarse de casa, sirve para sacar lo que realmente ya no usas y quedarte con lo que te gusta… pero no lo hice, no rescaté lo valioso. Y peor fue cuando quise poner, pero mejor no puse, la categoría de mis espacios personales en la red, en donde yo voy con lo mío por delante.. ¡ya no tengo! SNIFF Ahí están los espacios, pero ya no publico nada.

De hecho podría decir que en cierto modo me mudé fuera de la red (si no fuera por el maldito Facebook…). Pero lo peor no está en esa mudanza (cerrar el doctorado me mudó fuera de todo y de todos, la red es lo menos importante de lo que dejé “de lado”), lo peor es esta sensación no saber qué quiero (“cuáles son mis temas”) y esa terrible desconcentración. Estaba a punto de entrar en crisis cuando una querida amiga y colega (que debería estar nombrada en el PLE) me preguntó “¿Y cómo te va ahora que terminaste el doctorado? ¿No andas que no das una, que no puedes concentrarte en nada, que no sabes qué sigue?”, y yo “¡Bruja! ¿Cómo sabes?”… “Pues es que así me pasó a mí, y así anda Susana ahorita” y luego agregó toda una elaboración con la metáfora de la depresión postparto. Pues no sé si sea eso o qué, pero me quedé tranquila. Aunque se pueda aplicar el “consuelo de muchos, consuelo de tontos”, comprendí que es una etapa “natural”, que se trata de regresar al mundo y eso requiere tiempo.

Así que creo que ahorita el asunto para mí, no es el de “ampliar” mi PLE, es más elemental: es re-conocerme primero. Conforme eso vaya tomando su lugar, regresaré a la red (me encanta) y sé que volveré a encontrar un modo de habitarla. No será “ampliar” un PLE, si no “re-habitar la red”. Y sé que será de un modo distinto a antes, porque la red ha cambiado (y siempre seguirá cambiando), hay otros recursos, pero por sobre todo, hay otras formas de relacionarse, y eso quizá cambia los espacios de conversación y de co-producción. 

Así que lo que he aprendido hasta ahorita de un par de semanas con el tral (voy una atrás, porque la dediqué casi toda una semana a meditación en silencio :-) -uno de los elementos en que voy reencontrándome-), pues no es mucho sobre los tópicos del tral… en realidad estoy empezando a disfrutar eso de darme un rato para reflexionar y para escribir… es un modo para regresar a la red, incipiente, muy incipiente, pero con una característica que es muy mía, el gusto por la reflexión… Hasta ahora he estado solo introspectiva, trabajando en mí y mis desconcentraciones… ya estaré más participativa, con un ingrediente que aprendí de la lógica Vipassana, la “investigación”… o lo que llamamos en CAR "la exploración", esta sobre cómo las formas de conversación y relación que proponen me sientan (son diferentes a la lógica de comunidades de las que era activa hace muchos años).



Tejiendo Redes de Aprendizaje en Línea Tejiendo Redes de Aprendizaje en Línea

3 comentarios:

Verónica Ojeda dijo...

Gaby:

Coincido contigo, partimos de un encuentro personal, descubriendo potenciales que explotan ante tantos límites marcados, que empujan para actuar con mayor inercia.

Brigitte Orjuela dijo...

Gabriela

Gracias por tu reflexión, muy oportuna para mí.

Por soy reincidente en TRAL pero no he logrado pasar de observadora, y he hecho un esfuerzo últimamente por hacer mi PLE, pero no lo logro y eso aumenta mi frustración.

Pero verme un poco reflejada en tus palabras me rescata del estancamiento y vuelvo a sentir que puedo hacerlo.

Brigitte Orjuela

Liliana dijo...

Hola Gaby,
Hago una especie de lluvia de ideas que emergen al leerte.
-El APA como proceso histórico, con un caminar permanente pero no en camino recto, parejo y siempre ascendente. Lo mismo que el proceso de aprender.
-Hitos que definen nuestro APA y nuestro APA profesional, o nuestro modo de ir estando en la red.
- Decidir un modo propio, quizás distinto de estar en la red como una decisión nuestra, muy nuestra.
- Habitar para reconfigurar nuestras conversaciones, nuestras formas de producir y co-producir y esto puedo seguirle pero por ahora una idea más que te dejo quizás a modo de invitación.
- Creo que en el encuentro con otros tenemos la posibilidad de (re)encontrarnos.
Seguimos!!!